sábado, 6 de junio de 2009

вιenvenιda, Evelyn


El extraño ser encapuchado se levantó, dejando caer la túnica. Era una persona tan desfigurada y sanguinolenta que si no hubiera sido porque se acababa de levantar, podria afirmar que se encontraba sin vida. Alzó un brazo y Loona, le cortó la mano con no sabría decir qué.
En ese momento mis obnubilados sentidos se pusieron a mil. Escuché un grito inconprensible de aquella figura mutilada.
Era la voz de... mi madre.
Intenté revolverme de donde estaba, pero me encontraba sujeta por manos invisibles. ¿Serian aquella manos las de los espíritus que cantaban? Despues hablaba Luis... Ese maldito loco que me habia hipnotizado con su mirada... Aquel desgraciado satánico que me había engañado para hacerme parte de uno de sus rituales. Y por si fuera poco... mamá... mamá... mamá...
-Todo marcha a la perfección... Carne de quién da la vida, el cuerpo de una chica de inocencia arrebatada contra su voluntad... Llamemos ahora a Evelyn.
Y Noah, aún erradiando luz roja, levantó la mano desgarrada y la alzó en alto, donde parecía abrirse un agujero negro.
-Evelyn, trae tu alma de el más allá guiada por la luz del amor de Luis, sigue la mano de tu madre que coserá tu alma a la tierra y sujetate al cuerpo de esta muchacha que te ofrecemos... ¡para que puedas volver a la vida!
Lo último que pude recordar... Un enorme agujero negro que salia de la nada... Y una imagen espectral de una joven preciosa, que bajaba desde ahí desnuda y me abrazó fuertemente. La misma joven de la cual tenia Luis muchas fotos en una de sus estanterías...
Y desde aquí os hablo, desde mi cuerpo dominado por esa tal “Evelyn”. Mi mente ha sido mas fuerte que cualquier invocación o hechizo. Mi persona sigue aún aquí dentro, pensando y proporcinando terribles pesadillas a esta parásita. Algún dia... Recuperare mi cuerpo completamente. Lo cierto es que no he sido totalmente sincera con vosotros, lo reconozco. Lo que de verdad hizo que pudiera salvarse una parte de mi fué el último acto de mi madre. Rompió el espejo... Si, aquel espejo agrietado. De ahí salieron demonios cuyas mentes podia leer. Decían: ¡No puede volver a la vida! Y sabeís lo que consiguieron... Que esta pobre desgraciada perdiera la memoria. (como os imaginareis... supuso un gran palo para Luis... que se joda! ^.^)